Barrio en la periferia de Barcelona. Una casa inundada de luz. Hay recuerdos en la madera: memoria de antigua intemperie, cartografía de libros hendidos, relación de los mapas del exilio. Los muebles guardan en su silueta la ternura de los escombros. El metal anuncia en las ventanas el tiempo de los asesinos, la edad de las prisiones. El televisor proclama la filiación del hijo del hombre, la asolación de los océanos, la perdurabilidad de sus fronteras. No obstante: la voluntad de Antígona de enterrar a los muertos. No obstante: la lluvia en mayo: el vuelo de los pájaros: la belleza de ciudades abandonadas. No obstante: la esperanza o algo semejante a la esperanza.

[Imagen: Ciutat Meridiana vista (vislumbrada, más bien) desde Torre Baró: dos de los tres barrios, junto a Vallbona, que conforman la llamada Zona Nord del distrito de Nou Barris, Barcelona].

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s